Jueves, 28 de Octubre del 2021
  • Home
  • Legislativo
  • A Sala proyecto que despenaliza el aborto hasta las 14 semanas de gestación

A Sala proyecto que despenaliza el aborto hasta las 14 semanas de gestación

El proyecto, ya aprobado en su idea de legislar por la Sala, busca despenalizar la conducta constitutiva de aborto en aquellos casos en que ello sea consentido por la mujer y se ejecute dentro de las primeras catorce semanas de gestación.
A Sala proyecto que despenaliza el aborto hasta las 14 semanas de gestación

La Comisión de Mujeres y Equidad de Género despachó en particular el proyecto que modifica el Código Penal, para despenalizar el aborto consentido por la mujer dentro de las primeras 14 semanas de gestación (boletín 12038).

La iniciativa ya contaba con la aprobación en general de la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados, el pasado 28 de septiembre. Sin embargo, regresó para un nuevo análisis a la mencionada comisión debido a la presentación de indicaciones.

En la votación se mantuvo prácticamente el mismo articulado anterior. Solo se verificó la aprobación de un cambio planteado por un grupo de legisladores/as de oposición destinada a especificar un concepto, en orden a otra normativa ya despachada.

Para sus fines, el texto modifica el Código Penal en tres de sus disposiciones. Por medio de la primera enmienda, no se altera la pena vigente (presidio menor en su grado medio, esto es, desde 541 días a 3 años y un día) para quien cause un aborto maliciosamente con el consentimiento de la mujer. Sin embargo, se define que ella será aplicable solo después de las 14 semanas de gestación.

Luego, en la misma línea, se libera de la sanción penal a la mujer (se agregó a ello “persona gestante”, ver explicación más abajo). Como en el caso anterior, la pena solo se impondrá después de las 14 semanas para quien cause o consienta en un aborto, fuera de las tres causales permitidas. En este caso, la pena es de presidio menor en su grado máximo (desde tres años y un día a 5 años).

Por último, se modifica la norma atingente al facultativo que cause el aborto o coopere a él. Igualmente, la sanción respectiva se aplicaría después de las 14 semanas de gestación.

Sobre el punto, la presidenta de la Comisión, diputada Maite Orsini (RD) resaltó que no es deseable, desde el punto de vista de la salud pública, que abortos sean realizados por terceros que no sean facultativos o médicos.

El informe a la Sala lo entregará la diputada Camila Rojas (Comunes), una de las promotoras de la iniciativa.

Indicación aprobada

Como se mencionó más arriba, la instancia aprobó una indicación promovida por el diputado Víctor Torres (DC) y firmada por otros/as legisladores/as. Se ratificó por siete votos a favor y seis en contra.

La enmienda es aplicada a la norma que libera de acción penal a la mujer que se realice un aborto antes de las 14 semanas. En particular, se agrega el concepto de “persona gestante”, de modo de mantener una línea armónica con la Ley de identidad de género.

El legislador dijo que se busca que los hombres trans, que mantienen su genitalidad femenina, puedan optar. “Que todos los que han hecho su cambio de sexo registral tengan la posibilidad de hacer valer la ley al momento que requieran de dicha prestación”, señaló.

Organizaciones sociales

Para el debate de esta iniciativa se contó con la presencia de la doctora Dominique Truan, en representación de Ginecólogas Chile. Indicó que los abortos no disminuyen al existir restricción legal, sino que solo aumentan los abortos inseguros. “La interrupción del embrazado debe ser vigilada y acompañada por algún profesional para tratar cualquier complicación que pueda presentarse”, planteó.

Asimismo, informó sobre los motivos que instan a que se realice hasta las 14 semanas. Destacó que el número de solitud de abortos entre 12 y 14 es baja y que los menores de edad notan el embarazo más tardíamente. De igual modo, las víctimas de abuso y violación se demoran en consultar.

La presidenta de la Fundación Chile Siempre, Bernardita Silva, sostuvo que los derechos de las mujeres y de los niños que están por nacer no son antagonistas ni excluyentes. Afirmó que se ha tratado de demostrar que hay una oposición entre ambos, pero que ello solo hace que los derechos de los niños se vulneren.

Remarcó que las denominaciones guagua, feto o embrión solo son nombres de las etapas de desarrollo que vive toda persona desde la concepción. “Reducir la existencia a partir de la semana 14 es arbitrario e injusto. Todo ser humano tiene la misma dignidad y merece el mismo respeto”, acotó.